Qué son los Trinity Exams

Trinity 3

Autora: Amelia Sánchez

TRINITY EXAMS

Si hay algo que se ha visto favorecido, y en gran medida debido a este largo periodo de crisis que estamos viviendo, es el aprendizaje del inglés. El paro ha obligado a mucha gente a invertir su tiempo libre en la formación. Todo aquello que se fue dejando para más adelante, para cuando se tuviera algún hueco en las apretadas agendas, casi como una obligación, encuentran que ahora es su momento.

¿Y cuál es, y ha sido, y será, la asignatura pendiente de la mayoría de hispanohablantes? ¿Qué propósito de año nuevo tenemos en común la mayoría, aparte del eterno “hacer más ejercicio”? Pues sí, el inglés.

Muchos tienen o han tenido alguna vez el “aprender inglés de una vez por todas” entre los primeros propósitos de esa lista que muchos elaboramos con la entrada del año nuevo, y que se suelen quedar en tan solo eso, propósitos de año nuevo que desaparecen con la misma rapidez que guardamos los adornos navideños… ¿o me equivoco?

Pero qué pasa cuando esto se convierte en algo más que un propósito. Cuando nos lo planteamos como un aspecto a nivel profesional. Una inversión de futuro. Ya sea porque nos planteamos emigrar o bien, porque nos hemos dado cuenta de que, en el competitivo mundo laboral de nuestro propio país, el conocimiento del inglés es un must y ya es algo que se da por hecho.

Entonces es cuando decidimos que queremos una preparación seria, de calidad, que venga avalada por un centro cualificado y que además acredite con un certificado nuestro nivel. A fin de cuentas, la burocracia manda y todo lo que no está debidamente acreditado y compulsado, es papel mojado. Lo sabemos bien. Yo puedo afirmar que tengo un nivel de inglés, llamémoslo X, pero… ¿qué nivel es ese?, ¿quién me ha colocado en ese nivel?

Todas esas preguntas se responden solas cuando tenemos en mano un título oficial o  certificado. De ahí que las Escuelas Oficiales de Idiomas estén hasta los topes, y que la prestigiosa Universidad de Cambridge y el Trinity College de Londres, hayan visto como el número de candidatos ha ido en aumento. Y  esto ha sido más evidente aún durante el actual periodo de crisis.

Ahora bien, el primer paso ya lo hemos dado y estamos decididos a prepararnos para un examen oficial.  “It’s now or never”, pensamos. Pero inmediatamente, nos surge el dilema:

  • Escuelas Oficiales de Idiomas
  • Certificados de la Universidad Cambridge o del London College

Escuela Oficial de Idiomas

Las Escuelas de Idiomas serían una opción como meta a largo plazo. Las pruebas de certificación acreditan nuestro conocimiento de la lengua según se vayan superando los niveles. Estos certificados tienen carácter oficial y equivalen a los niveles del Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas (MCER): Nivel Básico A2, Nivel Intermedio B1, Nivel Avanzado B2.

La pega es que hay que asistir a clases que suelen estar masificadas, con todo lo que ello supone: atención menos individualizada, aprendizaje más lento. Tenemos la opción de presentarnos como alumno libres, es decir, no estar matriculado en ninguna Escuela Oficial de Idiomas, preparamos por nuestra cuenta y tras el pago de las correspondientes tasas, iremos al examen para ir superando nivel tras nivel. Y así obtener nuestro preciado título.

Exámenes de Cambridge

Por otro lado, los archiconocidos y de prestigio mundial exámenes de Cambridge. ¿Quién no ha oído hablar de ellos? Tienen certificados que abarcan todos los niveles desde los destinados a los más jóvenes con diferentes niveles (YLE), hasta los destinados al inglés general (KET Y PET), el académico y profesional (First Certificate, CAE y CPE) así como otros más específicos como el Business English (BEC), el Legal English (ILEC) o el Financial English (ICFE).

Como podréis ver es un negocio bastante fructífero pero no es solo eso. Todos estos certificados están reconocidos a nivel internacional ya que vienen avalados por esta prestigiosa institución. Pero no hablamos simplemente de  exámenes. Cada uno de esos niveles ha sido estudiado minuciosamente. La preparación es exquisita y las pruebas son diseñadas al milímetro  por un grupo cualificado de expertos, que preparan los diferentes ejercicios que compondrán el examen para evaluar las cuatro destrezas básicas: listening, speaking, writing  y el Use of English.

Trinity Exams

Pero en este post me voy a centrar en el menos conocido y no por ello menos importante, Trinity College de Londres.

Los exámenes del Trinity College llevan tiempo abriéndose paso en nuestro país para formar parte de las diferentes opciones que contamos para certificar nuestro nivel de inglés. No resulta difícil encontrar centros que te preparen para sus pruebas. Al igual que la Universidad de Cambridge, el Trinity College de Londres tampoco se queda atrás en lo que a solera se refiere. Lleva más de 40 años  certificando alumnos (y profesores) en España. Cuenta con más de mil centros repartidos en por todo el territorio nacional. Por lo tanto, es también un organismo de reconocido prestigio.

Existen dos tipos de exámenes del Trinity College:

Los exámenes GESE (Graded Examinations in Spoken English)

Son bastante diferentes a lo que estamos habituados. Son eminentemente prácticos. Dependiendo de su nivel, el candidato ha de superar una prueba de expresión y comprensión oral para evaluar su listening y speaking.

Trinity 1

Como vemos en la tabla existen 12 niveles. La duración de la prueba y el contenido de la misma obviamente variarán en función del nivel.

Aquí os dejo el enlace a la web oficial del Trinity College para que veáis vídeos de los diferentes exámenes según el nivel

Como habréis podido comprobar, el ambiente que se respira durante la prueba es bastante relajado. Esa es la intención de los exámenes del Trinity.

Lo que se pretende es que la conversación fluya de manera natural, a pesar de que se trate de un examen. Se presta especial atención a la expresión, pronunciación y entonación.

El alumno va a un examen adaptado a su nivel de competencia y no a la inversa, es decir, no va al examen para conocer su nivel. Con lo cual, esto reduce el nivel de ansiedad y digamos que, va con otra cara al examen J.

Los exámenes ISE (Integrated Skills in English)

Este tipo de examen nos resulta más familiar. Se evalúan las cuatro destrezas básicas de la lengua: writing, reading, listening y speaking. Pero ésta última destreza es la que tiene más peso. (50% de la nota)

Este examen se divide en 5 niveles:

  1. ISE 0 (nivel A2 según el Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas)
  2. ISE I (nivel B1)
  3. ISE II (nivel B2)
  4. ISE III (nivel C1)
  5. ISE IV (nivel C2)

  Trinity 2

 

¿En qué consiste la prueba?

Constará de tres partes: el portfolio, la prueba escrita y la entrevista. Para esta última el candidato es citado unos días después.

¿Qué es el portfolio?

Según el nivel, el candidato deberá prepararse unos determinados temas o tareas (tasks) desarrollados por escrito. Estas tareas han sido previamente acordadas por el Trinity College para cada nivel. Para su preparación, el candidato podrá emplear todos los medios que estime oportunos. Debéis saber que este portfolio tiene que entregarse antes de la celebración de la prueba. También hay que tener en cuenta el tipo de tarea o los temas propuestos para la fecha en la que os presentáis ya que pueden variar. Este portfolio cuenta un 20% de la nota final.

Aquí os dejo el enlace a los temas para este curso .

¿Y el writing?

Pues todo dependerá también del nivel al que nos presentemos. Desde ejercicios de reading, hasta varias redacciones. Aquí os dejo el enlace a varios past papers (exámenes de otros años) por niveles.

¿De qué me sirve tener un certificado del TRINITY COLLEGE?

Los certificados del Trinity ya son aceptados por numerosas universidades del territorio español como forma de acreditación del nivel de inglés y en ciertos concursos de oposición, por ejemplo, para el profesorado de centros bilingües.

  • Y aquí lo que todos estaban pensando…¿Cuánto cuesta el derecho a exámen? Aquí tienes las tasas:

 Trinity 3

Una última cosilla, estos dos tipos de examen pueden combinarse, es decir, un candidato puede presentarse tanto al GESE como al ISE.

Los comentarios están cerrados.