4 errores comunes a la hora de aprender inglés

Ahora que se acerca el nuevo curso y que estamos llenos de propósitos académicos, es el momento de pensar en los errores que solemos cometer al aprender inglés.

No existe una fórmula mágica para aprender inglés, ni tampoco lo que le funciona a una persona tiene que funcionarle al 100% a otra  pero sí que hay una serie de errores que de manera involuntaria no dejamos de cometer y que prestando un poco de atención, no tendrían por qué volver a pasar.

Lo primero que hay que tener en cuenta son los objetivos que queremos conseguir aprendiendo inglés.

Esto quiere decir, ¿a dónde quieres llegar con el inglés?

Muchas veces nos ponemos a aprender inglés pero realmente no sabemos por qué lo hacemos, a veces porque nos han dicho que lo necesitamos, otras porque para solicitar trabajo nos dicen que hay que tener un B2 pero ¿y tú, qué quieres conseguir aprendiendo inglés?

Una vez tengas los objetivos en mente, no puedes olvidarte de que tienes que darte un tiempo REAL para aprender los objetivos que te has propuesto. Es muy importante que seas sincero contigo mismo porque si no consigues tus objetivos en el tiempo previsto , es muy probable que luego te decepciones contigo mismo y esto hay que evitarlo.

Escuchar

Un error que todos cometemos al principio es no escuchar, si si, no escuchar.

Parece un error muy simple pero es muy fácil de cometer.

Hay psicolingüistas que abogan por la necesidad de tener un periodo de silencio, hay muchas teorías sobre esta vertiente, la idea es que debe de existir un período de tiempo donde el estudiante pueda escuchar y asimilar la lengua extranjera para luego poder ponerlo en práctica.  Esto es justamente el proceso que desarrollan los bebés, ellos adquieren la lengua a través de su observación para luego poder reproducirla.

No lo veas como algo difícil, simplemente en casa puedes aprovechar para ver películas, series o incluso escuchar música en inglés, así podrás prepararte para cuando tengas que desarrollar una conversación en inglés.

Miedo

Quizá uno de los más comunes es el miedo, en el peor de los casos, el miedo se mezcla con la vergüenza y entonces creamos a un ser humano que es incapaz hasta de intentar contestar un simple “thank you” sin pasar un mal momento.

Por esta razón, hay que armarse de valor y dejar el miedo y la vergüenza de lado e intentar hablar, ya que es hablando como te darás cuenta de tus errores, donde tienes que mejorar y poco a poco ir perdiendo el miedo y la vergüenza.

Falta de interés

Seguro que conocemos a muchas personas a quienes no les atrae nada ninguna cultura de habla inglesa simplemente lo aprende porque está obligado a aprender inglés por alguna razón laboral o académica. Este un error que hay que intentar solventar, puede que al principio no te interese mucho la cultura de las personas de habla inglesa, pero si le pones un poco interés seguro que le encuentras algún atractivo y entender su cultura de ayudará a ti a entender mejor el idioma y por supuesto será otra motivación para estudiar inglés.

Flexibilidad

Falta de flexibilidad para la adquisición del inglés, hay muchos estudiantes que tienen problemas para aceptar la ambigüedad en el aprendizaje de una lengua, estos estudiantes presentan mayores dificultades para adquirir la lengua, si tienen que averiguar el significado de una palabra o alguna regla está llena de excepciones pueden mostrarse algo molestos con la situación. En estos casos la mejor opción es intentar explicarte usando palabras que describan lo que quieres decir y por supuesto tomar con filosofía que el proceso de adquisición de una lengua es dinámico y que hay muchas excepciones.

error

¡SÍGUEME EN MIS RRSS! ;)

error: Contenido protegido !!
Ir arriba