Cómo dar un DISCURSO en INGLÉS

discurso en inglés

Cómo dar un DISCURSO en INGLÉS

Dar un discurso en inglés es uno de los mayores retos a los que cualquier “no nativo” podría enfrentarse en algún momento de su carrera profesional o académica (¿o por qué razón te ibas a exponer delante de tanta gente si no fuera por pura obligación?).

El caso es que la capacidad, o mejor dicho, la necesidad de expresarte de forma lógica y con sentido se mezcla con un buen dolor de tripas al tener que hacerlo en inglés…y más aún sabiendo que la audiencia será, muy posiblemente en su mayoría, angloparlante.

Y si aún no he terminado de ponerte el cuerpo malo, prepárate porque ahora viene el plato fuerte: que se te olvide lo que tengas que decir y no te quede otra que improvisar para reconducir el discurso de la forma más elegante posible.

En una escala del 1 al 10 en estrés, yo creo que ya iríamos como mínimo por un 14…

Pero tranquilo/a porque no todo es tan complicado como parece y para que veas que es posible prepararte un discurso en inglés y salir de la sala con la cabeza bien alta, te voy a pasar unos consejos para que dejes a tu público speechless

  1. Preparación

Toda preparación es clave para dar un buen discurso en inglés, pero no me refiero simplemente a buscar la información, redactarla bien o hacer un PowerPoint con 20.000 animaciones, sino a ser previsores y a no dejarnos absolutamente nada al azar.

Es decir, imagínate que te plantas delante de todas esas personas y terminas el discurso en inglés tal cual lo habías ensayado en casa (ya luego vienen los aplausos y te acuerdas de respirar otra vez) pero después vendrá una ronda de preguntas para ver que dominas el tema al 100% ¿no?

El caso es que ya puedes exponer de 10 que si te quedas pillado/a a la hora de dar tu opinión de forma más “natural”, acabarás tirando todo el trabajo por la borda en cuestión de minutos…

Y para evitar que eso nos ocurra, quiero que te prepares una lista de posiblespreguntas y respuestas, casi como si fuera una entrevista de trabajo en inglés,que te pueda hacer el público (y como siempre hay alguien que solo va a tocar las narices, espero que te lo curres bien si no quieres quedarte plantado sin saber que decir)

Pero espera, ¿qué pasa con el momento previo al discurso en inglés?

¿Te has acordado de llevarte un pendrive de repuesto? ¿De asegurarte de que la presentación (si es en Power Point) se abre sin problemas? ¿De qué tienes una botella de agua por si la garganta no te da tregua ese día?

Más te vale estar listo para cualquier imprevisto si de verdad quieres alcanzar el éxito con tu discurso.

  1. Busca un revisor nativo o con alto nivel de inglés

Ten en cuenta que ésta no es una presentación como cualquier otra ya que tienes que hacer el discurso en inglés y como tal, es muy posible que se te vaya el santo al cielo en algún momento y cometas errores que en la vida se te pasarían por alto.

Insisto, errores pequeños pero muy cantosos para un público tan exigente.

Así que más te vale que te pongas las pilas y te busques a una persona con nivel alto de inglés, una persona de confianza o un profe de esos que encuentras por Internet, les pagas una horita aislada y listo) para que revise el texto y tu speech antes de que empieces a memorizarlo de pe a pa como un papagayo.

Además, no solo te ayudará a corregir los pequeños errores de gramática o vocabulario que se te hayan podido colar, sino que muy posiblemente sabrá aconsejarte para que el discurso en inglés en su conjunto acabe sonando muchísimo más natural y fluido (algo que sin duda agradecerás cuando tengas que subirte al escenario).

¡Y ojo!

Espero que no te olvides de corregir únicamente el texto ya que la presentación es clave si no quieres que el público se te quede dormido.

Simplemente imagínate que pasas la diapositiva y aparece una pequeña y a la vez enorme errata en mitad de la pantalla a la vista de todo el mundo… ¿no crees que acabaría destiñendo tanto trabajo?

  1. Intenta olvidarte del español los días previos

En el momento de la presentación en inglés, tu mente deberá funcionar como una máquina perfectamente engrasada para calmar los nervios y acordarte de todo lo que habías ensayado. Ahora bien, como estés pensando en español a la vez que sueltas el tocho en inglés, prepárate porque la vas a acabar liando casi con todas las garantías…

Imagínate que estás haciendo la presentación y se te cuela una palabra en español en mitad de una frase sin darte cuenta… ¿se te ocurre que podría pasar después?

Podrías hacerte el loco y seguir como si nada (algo poco realista) o bien quedarte pillado durante un par de segundos pensando en la metedura de pata y que se te olvide todo lo que venía a continuación (¡tierra trágame!)

Y para que esto no te pase, te pido que cambies el chip y te conciencies para que todo lo que salga por tu boca durante esos 5-10 minutos sea 100% en inglés

Así que nuestra tarea va a ser intentar “enterrar” el español durante unos días antes y probar a vivir en inglés viendo series, leyendo noticias, escuchando podcasts… y todo lo que haga falta (aquí unos consejillos) para que tu idioma nativo no aflore de la nada en mitad del discurso en inglés y se convierta en tu (fatídico) minuto de gloria.

  1. Apréndete una buena lista de expresiones “comodín”

Vamos a hacer un simulacro.

Estás en mitad de tu discurso, todo está saliendo a la perfección y la gente parece estar muy interesada en lo que estás diciendo…y te confías.

En ese momento, sueltas algo que no era lo que tenías ensayado y te entra el pánico escénico (como expliqué en este post: «El pánico escénico y la vergüenza lingüística») (¿mierda que venía a continuación?)

No pasa nada, hemos metido la pata y lo único que podemos hacer es procurar salir del paso lo antes posible.

Pero sorpresa, te quedas en blanco y no tienes ni idea de cómo empezar la frase que tienes en mente…ya solo te queda agachar la cabeza y salir despacio de la sala ¿verdad?

¡Error!

Si te estás preparando un discurso en inglés, hay que estar listo para todo, incluyendo la posibilidad de quedarnos pillados en algún que otro momento.

Así que será mejor que tengas una buena lista de expresiones que te ayuden a enlazar frases fácilmente por si tienes la mala pata de atascarte en mitad de la presentación, como por ejemplo:

  • In relation to the last point…
  • And now, I’d like to continue with
  • Given the current situation
  • And now let’s move on to…we now have
  • And now, if you all pay attention to the screen
  • And that’s everything you need to know about it…now let’s talk about…

¿Ves? Nunca viene mal guardarse algún as bajo la manga por si las moscas jejeje.

  1. Ensaya con antelación (a ser posible, con público)

Muchos amigos/as tendrías que tener en Facebook para llenar una sala con gente (de confianza) antes de tu gran día.

Pero de todas formas, seguro que tienes a más de una persona a la que no le importaría sentarse delante tuya y escucharte mientras practicas tu discurso (y aquí no hace falta que sepan inglés, con que pongan cara de que nos están escuchando, es más que suficiente) jeje

Ponerse en situación es una de las mejores estrategias para familiarizarnos con el momento en el que nos toque salir a la palestra y aunque es verdad que no se pueden comparar 2 ó 3 personas con 50 (o las que sean), sí que te servirá para escucharte en voz alta y a acostumbrarte a que te estén mirando varias personas al mismo tiempo.

De hecho, es muy posible que te puedan aconsejar para mejorar tu postura corporal, el modo de moverte, las expresiones fáciles…y todos aquellos elementos del lenguaje no verbal que hacen de una simple presentación un auténtico discurso en inglés.

Además, por mucho que ensayes delante de un espejo con el guión en la mano, nada se puede comparar con un auténtico mock speech como dios manda.

¡Y hasta ahí todo lo que necesitas para preparar el mejor discurso en inglés de tu vida, ya solo te queda poner estos consejos en práctica y tener toda la suerte del mundo para triunfar cuando llegue el gran momento!

error

¡SÍGUEME EN MIS RRSS! ;)

error: Contenido protegido !!
Ir arriba