GLOBISH (inglés global), o por qué los hablantes NO-NATIVOS tenemos ventaja

globish

Globish (inglés global), o por qué los hablantes no-nativos tienen la ventaja en las relaciones internacionales

Este post es una traducción y adaptación de un artículo que iba a escribir…  pero he encontrado este de Mosalingua que me ha encantado y he decidido compartirlo con vosotros.

(Click aquí para leer el artículo original).

Solo quiero dejar claro y que conste que el autor original del artículo de más abajo, por lo que parece, es un tal Samuel de Mosalingua, no una servidora 😉

¿Por qué quiero compartir este artículo sobre el Globish con vosotros?

Porque quiero que seas conscientes de que las lenguas evolucionan, se reinventan y, hoy en día existen más hablantes de inglés como segunda lengua que hablantes nativos 😱

globish

En una reunión internacional típica de esas que se dan en las grandes empresas, si juntamos a un empresario londinense, uno de Chicago, a dos alemanes, un español, un italiano, un mexicano, un sueco y un holandés, la probabilidad es que los dos empresarios angloparlantes nativos sean los que no «se adapten bien» al usar expresiones regionales, palabras típicas de su entorno «nativo», etc… mientras que los non-native speakers no tendrán problemas en entenderse entre sí.

Al final, el inglés deja de «pertenecer» a los angloparlantes porque se convierte en «Lingua Franca», la lengua reinventada, a partir del inglés, of course, pero es una nueva adaptación de una «lengua» con la que comunicarnos entre las personas que no hablamos inglés como lengua materna.

El nuevo inglés es el inglés de todos y los regionalismos, refranes muy de allí, slang cerrado y jerga… se van perdiendo en este mundo globalizado de una nueva lengua reinventada por los no-nativos, que respeta la lengua original (como respetamos el latín), pero creamos nuestra nueva forma de interactuar para comunicarnos con las millones y millones de personas que tienen el inglés como segunda lengua, como una forma de comuniciación, nueva, diferente, global… Globish!

Entonces, como viene a colación, remarco esa idea aquí de que un profe nativo NO tiene porqué ser mejor que uno no nativo… lo que cuenta realmente son otras variantes que os explico en este artículo.

Porque, al fin y al cabo, lo que importa es poder comunicarse y si no te adaptas a estos nuevos tiempos de este mundo globalizado en que el inglés pierde «regionalismos», pero gana dotes comunicativas, al final, el angloparlante nativo es el que podría salir perdiendo… pero mejor que os lo expliquen los de Mosalingua en este genial artículo que traduzco y adapto a continuación.

Enjoy! ⇓

Globish (Global English), or Why Non-Native Speakers Have the Upper Hand in Internationalism

Inglés, el idioma de referencia de la comunidad internacional

Históricamente, siempre hemos buscado formas de comunicarnos con nuestros vecinos, pero hoy es aún más crucial en nuestra sociedad globalizada. Ha habido numerosos intentos de crear lenguajes comunes, basados ​​únicamente en ser fáciles de aprender.

El ejemplo más conocido es el esperanto, un lenguaje creado por el hombre construido con partes de todo el mundo, lo que lo hace muy lógico y muy fácil de aprender (se logra fácilmente en uno o dos meses).

Pero el inglés se ha convertido en el idioma de las comunicaciones internacionales, y a un nivel que ningún otro idioma ha visto antes.

Hace años, los que dominaban el inglés tenían una ventaja sobre los que no. Pero ahora, ha subido un escalón: aquellos que no dominan el inglés tienen una desventaja notable.

Es un poco injusto, ya que ofrece a los hablantes nativos de inglés una gran ventaja sobre la competencia. Y además de todo esto, el inglés es conocido por (en algunos aspectos) ser difícil de aprender, sobre todo para hablantes de chino y japonés e incluso para hablantes de francés y ruso.

¿Los hablantes no nativos tienen alguna ventaja?

A primera vista, puede pensar que los angloparlantes tienen una gran ventaja sobre los no nativos. Su idioma es el idioma «internacional» y no tienen que pagar costosas traducciones ya que la mayor parte del mundo puede leer su material.

Pero, de hecho, esta ventaja no es tan importante.

El autor del libro francés «Don’t Speak English, Parlez Globish» presenta una anécdota que estoy seguro de que la mayoría de las personas que trabajan en una empresa internacional han experimentado:

Durante una reunión de negocios en inglés con hablantes no nativos, todos pueden entenderse con un nivel de inglés básico pero efectivo. Pero cuando un hablante nativo de inglés se mete en la mezcla, la conversación disminuye, la comprensión disminuye y nadie se atreve a expresarse a riesgo de “exponer” su nivel de inglés. Peor aún, algunos no se atreverían a desafiar lo que dice un hablante nativo o pedirle que lo repita. Es un complejo lingüístico bastante malo y es un gran problema para los propios hablantes nativos.

Dado que el nivel natural de inglés nativo puede resultar demasiado complejo para los no-nativos, los anglófonos tenemos dificultades para expresar plenamente nuestros pensamientos a los no-nativos, y algunos tienen poca experiencia en hacerlo. Por tanto, toda la comunicación podría desperdiciarse.

Afortunadamente, los hablantes nativos de inglés son en gran parte una minoría, que comprenden solo el 12% de la población mundial. Y el inglés actual, como en Internet o en el comercio internacional, no es nada comparado con Shakespeare (o incluso el inglés que se enseña en las aulas).

Hoy es un lenguaje técnico, utilitario, carente de estilo y centrado en la finalidad. Esta forma del lenguaje no está orientada tanto hacia la cultura y la literatura, sino más hacia la eficiencia en el lenguaje global y la comunciación.

El autor de Parlez Globish, Jean-Paul Nerrière, ha puesto precisamente ese nombre para este nuevo lenguaje, Globish:

En mi opinión, diría que hay muy pocos anglófonos que hablan un segundo idioma, la mayoría simplemente dice que el mundo entero habla su idioma, por lo que no ven ningún sentido en aprender otro. Sin embargo, están equivocados.

Hablar una lengua extranjera tiene enormes ventajas. Además de su aspecto práctico, hay un montón de ventajas cognitivas (mejor desarrollo del cerebro, ralentización del envejecimiento cognitivo, etc.).

Inglés, ¿un idioma excepcionalmente difícil?

El autor nos dice que el inglés es un idioma bastante difícil en comparación con los idiomas compuestos de varias partes para que sean más fácil, por ejemplo, el esperanto.

Por ejemplo, tiene un vocabulario muy rico, con más de 600.000 palabras en el Oxford English Dictionary (o hasta 750.000, según otras fuentes). Pero la mayoría de estas palabras tienen distinciones muy sutiles, ya sea que estén en nuestro plato o en el campo.

Además, el autor afirma que no existe un inglés adecuado, pero existen alrededor de 18 «ingleses» diferentes, cada uno con diferentes palabras, acentos y reglas gramaticales.

Peor aún, el inglés no tiene una autoridad central (como la Académie française para el francés o la RAE en español) que gobierne su evolución, por lo que cambia rápidamente pero solo un poco en cada aspecto.

Sin embargo, como en los comentarios que destaca este artículo, el inglés es de hecho bastante fácil de aprender. Tiene un sistema de conjugación súper simple y no tiene géneros (por lo que no es necesario recordar cosas como el / la / la / los).

También hay innumerables recursos para practicar (programas de televisión, libros, sitios web, etc.). Y cuando tu material de práctica es uno de los medios más conocidos de la Tierra (programas de televisión, material educativo, música), ¡aprender inglés no podría ser más entretenido!

Esa es la clave: pequeñas lecciones de vocabulario y gramática seguidas de entretenidos recursos.

Finalmente, el inglés de hoy tiene una tendencia a simplificarse, especialmente cuando se trata de globalización e Internet.

Así, el inglés internacional se convierte en una versión simplificada del idioma (es decir, la forma más eficaz de comunicarse con personas de todo el planeta). Al final, esto es lo que el autor acuña (literalmente) Globish®.

Pero, ¿en qué consiste exactamente esta nueva forma de inglés?

Globish, solo contiene 1,500 palabras para comunicarse de manera efectiva

Globish es una forma de inglés totalmente correcta, pero que permanece purificada y condensada. Uno de sus principios más importantes es que se compone de solo 1.500 palabras cuidadosamente seleccionadas que permiten que alguien se exprese sin problemas. Si usas más palabras, corres el riesgo de perder la comprensión de la gran mayoría de la población mundial.

Nota: Globish no es el único inglés simplificado. El inglés internacional, el inglés básico, el inglés simple y muchas otras variedades han surgido por sus propias razones.

Con solo 1.500 palabras, es perfectamente posible comunicarse con personas de todo el mundo; incluso 850 palabras pueden ser suficientes. Algunas frases pueden ser innecesariamente largas, pero aún tienes todo lo que necesitas para que te entiendan.

Estas 1.500 palabras se pueden combinar para obtener una serie de otras palabras. Cuando se consideran todos los híbridos como el spanglish, el franglish y el chinglish, el potencial de estas 1500 palabras es ilimitado.

FIN DEL ARTÍCULO


Por tanto, dejemos de tener miedo a no hablar como un nativo, con sus expresiones, dejes, regionalismos y centrémonos es ser capaces, con el Globish (inglés global) de comunicarnos con el mundo entero que, en esta era de globalización, de Internet, de poder comunicarnos con alguien que se encuentra a 5.000 km está solo a un click, es lo que se lleva jeje 👍😍

¡Los no-nativos hemos reinventado un idioma… y viene para quedarse!

error

¡SÍGUEME EN MIS RRSS! ;)

error: Contenido protegido !!
Ir arriba