Usa tu estilo de aprendizaje para aprender inglés más fácilmente




 ¿Sabes qué tipo de estudiante (learner) eres?

Cada persona aprende de manera distinta a las demás ya que utiliza diferentes estrategias, aprende con diferentes velocidades con mayor o menor eficacia, incluso aunque tenga las mismas motivaciones, la misma edad o estén estudiando un mismo tema (Navarro, 2008).

Existen varias técnicas de “enfrentarse” a nuevos conocimientos y asimilarlos. En la foto podéis ver varios tipos, pero aquí nos centraremos en los tres más comunes.

types of learners

Principalmente existen tres tipos de estudiantes: el aprendiz visual, el aprendiz auditivo, y el aprendiz kinestético o táctil.

Seguramente has escuchado hablar de estos tres estilos de aprendizaje. Para los que no lo habían escuchado en su vida, tal y como indican sus nombres, el aprendiz visual asimila las nuevas ideas mejor observando, el aprendiz auditivo depende mucho de lo que escucha para su aprendizaje y el aprendiz kinestético aprende por medio del movimiento y de las experiencias.

Por poner un ejemplo, para saber cómo se llega a un sitio, el aprendiz visual quiere ver un mapa, el aprendiz auditivo quiere que alguien le explique cómo llegar, el aprendiz kinestético se grabará la dirección en su cerebro después de ir una sola vez.

Lo más probable es que uses los tres estilos para aprender, sin embargo la mayoría de las personas favorecemos uno más que los otros dos. Saber cuál es tu estilo de aprendizaje dominante puede ayudarte muchísimo con tu “conquista” del idioma inglés.

Tras identificar tu estilo puedes usar los métodos de estudio apropiados para obtener mejores resultados. También estarás al tanto de tus debilidades y podrás compensarlas.

Descubriendo mi estilo de aprendizaje

Para saber cuál es tu estilo de aprendizaje dominante, en vez de simplemente pensar: “¿Cuál me gusta más?” sería mejor que hagas un examen. A veces nosotros mismo no nos damos cuenta del estilo de aprendizaje que más nos favorece porque simplemente nos hemos adaptado al molde del esquema de enseñanza generalizado.

A los niños, desde las edades propias del jardín de infancia hasta el tercer curso (more or less), se les presenta la información de forma kinestésica. Por su naturaleza inquieta, se cree que hay que mantenerlos en movimiento para quemar esa energía. A los niños de cuarto curso hasta octavo curso, normalmente se les presente la información de forma visual, dando buen uso a la pizarra y a las gráficas. A los estudiantes más mayores y hasta incluso en la universidad se les enseña del manera auditiva, con charlas, explicaciones y discursos.

Como resultado, muchos adultos consideran que son aprendices auditivos, cuando en realidad solo un tercio de la población entra en esa categoría.

Test de VAK

vakBueno, como mencionamos antes la mejor manera de descubrirlo es haciendo un examen.

Muchos profesores han adquirido el buen hábito de realizar una prueba de VAK para determinar el estilo dominante de su clase. Así pueden preparar sus lecciones concentrándose en actividades que beneficiarán a la mayoría. Si ese es tu caso, puede ser que ya te hayas enterado de qué tipo de aprendiz eres. Si no, aquí hay algunos enlaces donde puedes evaluarte tú mismo.

http://www.businessballs.com/vaklearningstylestest.htm

http://www.vark-learn.com/english/page.asp?p=questionnaire

http://www.scribd.com/doc/34342513/b1-Examen-Vak-unidad-1

http://www.scribd.com/doc/3018351/Test-Estilo-de-Aprendizaje-V-A-K

http://www.vaknlp.com/es/esp20110.htm

Solo tomará unos minutos y de veras valdrá la pena. Algunos hasta han descubierto que los métodos de estudio que están usando son totalmente erróneos para su estilo de aprendizaje.

Ok, ahora que sabes cuál es tu estilo de aprendizaje, vamos a ver cómo podemos aplicar esto a tu estudio de inglés.

I’m a visual learner

Si eres un aprendiz visual estás en la minoría. Esto puede ser una ventaja y una desventaja en el aula. Quiere decir que entenderás algunas cosas más rápidamente que los demás, sin embargo lo más probable es que tu profesor no sea un aprendiz visual y por ende tal vez no utilice esos métodos en la clase. Para contrarrestar eso, asegúrate de te sientas en un lugar del aula donde puedas ver las expresiones faciales y el lenguaje corporal del profesor claramente.

¿Qué puedes hacer cuando estudias inglés por tu cuenta?

De nuevo la ubicación es importantísima. Pues, como te llama la atención todo estímulo visual tendrás que escoger un lugar para estudiar sin distracciones visuales. Eso quiere decir que ¡ni se te ocurra estudiar con la tele puesta! Terminarás sabiendo más acerca de CSI que de tu vocabulario inglés.

Familiarízate con el método de tomar notas en forma de mapas conceptuales, mapas mentales u organigramas. Los aprendices visuales pueden beneficiarse de notas escritas en el estilo tradicional (párrafos),  pero tus apuntes serán mil veces más efectivos si aprendes a usar mind maps.” Con este sitio puedes transformar tus apuntes para maximizar tu capacidad de memorizar.

Caundop domines la técnica de estudiar con “mind maps,” el toque final es añadir un dibujo a cada concepto. No importa que no seas un DaVinci, puedes utilizar muñecos de palitos…tus apuntes son personales y el objetivo es que le saques el mayor provecho.

Las “flash cards” o fichas didácticas también son excelentes para la memorización en el estudio. Pon una pregunta de un lado y la respuesta del otro o una palabra de un lado y la foto del otro. Así podrás autoevaluarte. Cuando ya te sabes todas las respuestas a las preguntas, haz lo contrario, mira las repuestas y trata de recordar cual era la pregunta.

Otra técnica es usar pequeñas notas adhesivas o post-its para poner la palabra sobre los objetos que te rodean. Así cada vez que veas el objeto, también verás la palabra.

 I’m an auditory learner

Si eres un aprendiz auditivo, una grabadora portátil será tu mejor amigo. Si no tienes una grabadora, usa tu móvil, que muchos de ellos que pueden grabar y reproducir grabaciones. Con esta técnica, no solo podrás grabar las explicaciones de tu profesor, y las prácticas que se hacen en la clase para escucharlas luego, sino que también podrás grabar y escuchar tu propia voz leyendo diálogos o tus apuntes en voz alta.

Tendrás una gran ventaja al aprender un nuevo idioma porque, por lo general, los aprendices auditivos pueden captar y aprender nuevo vocabulario simplemente escuchando conversaciones. Siempre que escuches a dos personas hablando en inglés podrás aguzar el oído, reconocer las palabras ya aprendidas y percatarte de nuevas palabras que luego podrás averiguar su significado. Eso es una hazaña que para aprendices visuales y kinestéticos puede parecer imposible.

Para facilitar la memorización de vocabulario y reglas gramáticas, intenta inventar tus propias cancioncillas y rimas. No tienen que ser obras de arte de poesía perfecta, sino más bien pueden ser graciosas o absurdas. Algo que funciona muy bien es tomar prestado el ritmo de una canción y añadir tus propias palabras según el tema que estas estudiando.

Los dispositivos mnemónicos serán otra gran ayuda para ti. Estos son los juegos con palabras que te ayudaran a recordar secuencias y reglas. Aquí hay un ejemplo de un dispositivo mnemónico muy común para recordar cómo se deletrean algunas palabras en inglés.

 “I before E except after C 

or when sounding like A 

in neighbor and weigh.”

Aquí hay otra para ayudarte a recordar las conjunciones en inglés:

“In English, the 7 coordinating conjunctions are For, And, Nor, But, Or, Yet, So = FANBOYS.”

 I’m a kinesthetic learner

Si eres un aprendiz kinestético tu fuerte es interactuar, así que procura que tu mano esté levantada cuando el profesor pida voluntarios para escenificar un diálogo frente a la clase. Para que esas palabras se queden bien grabadas en tu memoria tendrás que levantar el culo del asiento e interactuar.

Si el profesor te pasa unos apuntes o algunas reglas o instrucciones fotocopiadas, saca tus rotuladores de colores y marca las palabras claves, sino lo más probable es que se quedarán en la página y no en tu memoria. También si el profesor está explicando algo, coge apuntes. Puedes usar las típicas abreviaciones que usas para escribir tus whatsapps. Invéntate nuevas abreviaturas, por ejemplo, para acordarte de cómo separar las palabras en sílabas, puedes hacer algo como esto:

8 Trcs pa spr ls plbs n silbs

1-vz ↑

2- Plmd

3-  😐

4-Dpngs

5-C x2

6- le->el

7- Elps

8- No 😯

Cuando estudias en casa, toma descansos frecuentes para merendar, beber agua o simplemente despejar la mente. Si quieres, puedes estudiar de pie, como si estuvieras haciendo una exposición sobre el tema a un auditorio imaginario. Si obligatoriamente tienes que leer varias páginas, además de usar tus highlighters (rotuladores fluorescentes), antes de meterte de lleno a la lectura, échale un vistazo a cada hoja para tener una idea general de lo que va a tratar. Algunos aprendices kinestéticos prefieren leer/estudiar a la vez que usan una bici estática…no saben estarse quietos 😉

Para memorizar secuencias como los números, las preposiciones en inglés, adjetivos, las partes del cuerpo, etc., usa una pelota o un globo. Haz la pelota rebotar contra el suelo o la pared con cada palabra de la secuencia. Dale un golpecito al globo para que suba en el aire y tienes que decir la próxima palabra en la secuencia antes de tener que darle otro golpecito. La idea es no dejar que el globo toque el suelo y recitar las palabras a un ritmo constante.

Para formar frases en inglés, escribe las frases y recorta las palabras en pequeños pedazos de papel o usa post-its para recordar el orden correcto de ciertas formas gramáticales. Por ejemplo, para recordar el “second conditionalIf + sujeto + verbo en pasado + sujeto + would + infinitivo, usa tus palabras recortadas o tus notas adhesivas para poner las palabras en el orden adecuado.

Recuerda, la mayoría de nosotros, aunque favorezcamos un estilo de aprendizaje, usamos una combinación de todos para aprender y el mejor estudiante incluirá métodos de los tres estilos para llegar a hablar inglés con fluidez.

¿Qué tipo de estudiante eres tú?

See you around!

Si te ha gustado este post, no te olvides de suscribirte a mi blog.