Las incoherencias del TIL

TIL

El TIL (Tratamiento Integrado de Lenguas) está movilizando a las Islas Baleares… por algún sitio se tenía que empezar, ¿no? …»Pues empecemos con la gente de Baleares», dijo alguien de por ahí arriba, «que seguro que no nos la arman tanto como los catalanes…»

Y entonces se arma el follón en Baleares, mareas verdes de gente culta luchando por sus derechos.

He querido investigar sobre la eficacia que enseñar asignaturas en inglés tiene en realidad. Nadie se queja de que el trilingüismo no sea eficaz, pero ¿lo es tanto? ¿y a qué precio?

Enseñar contenido académico en inglés: pros y contras

¿Es verdad que los estudiantes pueden aprender inglés y contenido académico (por ejemplo, filosofía o historia) simultáneamente en clases donde la asignatura es enseñada en inglés?

Ventajas

Como bien sabemos (o muchos imaginamos), las ventajas de la instrucción content-based (enseñar inglés basándose en la enseñanza de contenido) son múltiples. Está probado que la motivación en los estudiantes incrementa cuando el material que se usa para enseñar una lengua extranjera tiene una valía inherente. Es decir, que crea una necesidad inmediata y genuina para aprender inglés.

La instrucción content-based está generalmente asociada con la oportunidad de pasar más tiempo en contacto con el inglés. Además, el vocabulario y estructuras sintácticas que se encuentran los estudiantes cuando estudian otras asignaturas en inglés son mucho más variadas que el vocabulario y estructuras que se encuentran los estudiantes cuando estudian inglés como asignatura.

Las investigaciones han confirmado que los estudiantes de las lecciones basadas en contenido (content-based) y clases de inmersión lingüística desarrollan habilidades de comprensión, vocabulario y competencia comunicativa general en la lengua extranjera.

Desventajas

Sin embargo, los profesores e investigadores están de acuerdo en que la lengua vehicular queda en segundo plano y, mientras se entienda el contenido, la forma en que se diga da igual…lo que daría lugar a enseñar un inglés macarrónico si el profesor no domina este idioma. Entonces, por ejemplo, los estudiantes pueden pasarse años en inmersión de inglés sin conseguir nunca la competencia o el dominio en la pronunciación, ya que ésta puede que no interfiera en la comprensión del tema que se está tratando.

Ambos, estudiantes y profesores, necesitan tener en cuenta que la enseñanza de inglés basándose en el contenido de una asignatura, es también enseñanza de inglés.

Entonces, ¿qué se necesita para que la instrucción content-based sea exitosa?

En principio, los profesores tienen que estar altamente preparados, tanto en el dominio del inglés como en el dominio de la asignatura que imparten. Un profesor que se sacó la carrera de Filosofía con Matrícula de Honor pero que no es capaz de expresarse en inglés de una manera clara y profunda, no solo entorpecerá la adquisición del inglés por parte del alumno, sino que tampoco podrá expresar de una manera efectiva el contenido de la asignatura.

Los profesores NO pueden dar clases en inglés si no dominan el idioma, por mucho que se apueste por lo contrario.

Solo cuando los profesores hayan aprendido a expresarse en inglés con un nivel tan alto como en su(s) lengua(s) materna(s), serán éstos capaces de proveer al alumno con las ventajas que la instrucción content-based implica. Mientras tanto, cualquier ley que obligue a los profesores con nivel «intermedio» de inglés a enseñar matemáticas o historia en una lengua extranjera (y extraña) será solo una manera de conseguir que nuestros estudiantes no solo aprendan mal el inglés, sino que no se enteren de lo que es una ecuación.

Si queremos que nuestros hijos sean catetos por partida doble (o triple), debemos seguir como hasta ahora:

  • No instruir a los profesores adecuadamente y obligarles a hacer algo para lo que nadie les ha preparado.
  • Culparles de todos los desaguisados.
  • Dejar que personas incompetentes que no han estudiado las consecuencias que un trilingüismo mal entendido y fuertemente politizado puede acarrear para el futuro de las nuevas generaciones (y de todos nosotros) tomen las riendas de la educación de nuestros hijos.

Sigamos así y conseguiremos lo que muchos están buscando: un país de toreros y manolos, de rebaños de ovejas analfabetas y mediocres que no dominan ningún idioma, que se dejan apalear gustosamente por corruptos obscenos y que anteponen los deseos politizados de los demás a la dignidad y orgullo de una cultura y lengua propia.

Fuentes:

-Baker, C. 2001. Foundations of Bilingual Education and Bilingualism 3rd edn. Clevedon: Multilingual Matters.

-Goldstein, T. 2003 Teaching and Learning in a Multilingual School. Mahwah, NJ: Lawrence Erlbaum.

-Snow, M.A. 2001 ‘Content-based and immersion models for second and foreign language teaching’ in M. Celce-Murcia (ed.): Teaching English as a Second or Foreign Language 3rd edn. Boston, MA: Heinle & Heinle/Thomson Learning. pp 303-18.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error

¡SÍGUEME EN MIS RRSS! ;)

error: Contenido protegido !!
Ir arriba