La palabra «ALLIGATOR» 🐊tiene su origen en el idioma español

alligator

La palabra «ALLIGATOR» 🐊tiene su origen en el idioma español

Érase una vez (once upon a time), en un pasado muy lejano…hace ya algunos siglos… que los ingleses y los españoles se encontraron en la orilla de un río de algún lugar perdido del nuevo mundo.
Estaban pescando tranquilamente y luego se iban a zampar juntos unas truchas frescas a la brasa. Eran súper colegas… la Armada Invencible todavía no estaba inventada.
No se hablaban entre ellos más que con gestos y sonidos guturales y, por supuesto, como hace mucha gente, gritando en tu propio idioma como si el otro fuera sordo y no extranjero.
Entonces, de entre la maleza, apareció un enorme caimán que iba directo a comerse al inglés pelirrojo, pálido y gordito, porque a los hispanos los tenía muy vistos… eran su pan de cada día.
Un españolito simpático y con mostacho vio al caimán acercarse y empezó a gritarle al inglés: “¡EL LAGARTO, EL LAGARTO, EL LAGARTO!”.
El guiri pelirrojo dio un respingo y todos salieron huyendo…esa noche cenaron ensalada.

Y de ahí viene la palabra «alligator”, de una mala interpretación que hicieron los ingleses sobre la palabra lagarto.

Escucharon “¡el lagarto, el lagarto!” y lo copiaron: “¡alligator, alligator!”.
¿Recuerdas «See you later alligator»?...y nuestra mala traducción y versión cutre: «Hasta luego cocodrilo»…sería «hasta luego caimán», ¿no?

**Toda la historia de la pesca y las truchas es pura imaginación, pero es totalmente cierto que ‘alligator‘ proviene de un españolito refiriéndose a un caimán como “¡el lagarto, el lagarto!”.

error

¡SÍGUEME EN MIS RRSS! ;)

error: Contenido protegido !!
Ir arriba