6 cosas que ojalá hubiese sabido al aprender inglés

aprender inglés

6 cosas que ojalá hubiese sabido al aprender inglés

¿Serías capaz de encontrar a alguien (cuerdo 🤪) que afirme que el inglés es una pérdida de tiempo? Te apuesto lo que quieras a que no lo consigues.

A estas alturas, ya nadie puede negar que el inglés ha llegado para quedarse durante mucho, mucho tiempo… y debo decir que estoy encantada.

En serio, es la hostia como todo ha cambiado en tan poco tiempo y como cada vez más gente intenta darle una oportunidad al idioma, sin importar si es más o menos cafre para los estudios.

Pero el caso es que intentamos apresurarnos a dominar todos, o gran parte de los conceptos del inglés, en muy poco tiempo y siguiendo a rajatabla los métodos “tradicionales” que todos conocemos y ese es un error garrafal.

Aprender un idioma requiere muchísimo trabajo, pero sobre todo, exige priorizar lo que verdaderamente nos está ayudando de aquello que no lo hace…y después de tantos años enseñando inglés, debo decir que, en general, se nos da como el culo.

Pero no te preocupes porque para solucionarlo, te he preparado un post con 6 cosas que ojalá hubiese sabido al empezar a aprender inglés ya que sin duda, se me hubiese hecho mucho más fácil o al menos, no tan coñazo 😉

CLASES DE INGLÉS ONLINE

  1. Haber hablado más con todo el mundo

Unos de los pilares básicos al empezar a estudiar inglés es comenzar dominando poco a poco algunas estructuras gramaticales como do/does, can, may… y luego ir avanzando hacia expresiones de mayor complejidad.

La verdad es que es un excelente punto de partida, todo hay que decirlo.

Pero ojo, memorizar esa ingente cantidad de palabrejas y expresiones raras puede acabar suponiendo un “lastre” para cuando queramos arrancarnos a practicar nuestro speaking en la vida real.

De hecho, es muy común saberse una lista infinita de verbos y vocabulario de todo tipo y luego liarla pardísima cuando queremos trasladarlo todo a una conversación normal por haber esperado a tener “algo más de nivel”.

Y digo yo: ¿para qué quieres aprender un idioma si no es para comunicarte en el mismo?

De hecho, lo que más aporta a nivel educativo es hablar con otras personas.

Da igual si te equivocas 20.000 veces o si pareces un robot porque al final, tu objetivo es llegar a expresarte sin tener que traducirlo todo en tu cabeza, y créeme, practicando solo con el workbook te va a costar mucho, pero algo ayuda (cualquier ayuda suma). 👊

En cambio, hablar en inglés te mantiene constantemente alerta para seguir la conversación y poco a poco, “entrenarás” tu mente para que se acostumbre a pensar en inglés, algo que sin duda te resultará muy útil cuando quieras sacarte un título o simplemente, para conocer a otras personas 😉

  1. Haberle dedicado más tiempo a series y podcasts en inglés

El listening es una de las competencias clave para dominar un idioma ya que nos permite comprender a otras personas y comunicarnos con ellas (sin entrar a debatir si luego sabemos hacerlo en condiciones o no…)

Además, el método “típico” que todos/as conocemos se basa en escuchar conversaciones entre 2 o más personas y luego escoger entre varias opciones o bien, escribir justo la palabra que se menciona en esos audios.

Y ahora quiero preguntarte: ¿De todas las opciones que existen, por qué crees que se usa este método y no otro?

Pues muy sencillo, se usa para que nuestro cerebro aprenda a procesar la información lo más rápido posible y a pensar lo que vamos a decir a continuación, tal y como ocurriría en una conversación normal.

El caso es que podríamos dedicar un post entero a hablar de los pros y contras de este método pero uno de sus principales inconvenientes es que no entrena la mente para la vida real.

Al hablar en inglés, te encontrarás con gente con diferentes acentos, que hablen más o menos rápido…y por mucho que entiendas, es imposible adaptar 100% el oído a todas las personas del mundo.

Pero espera, no te estoy diciendo que tires la toalla (ni muchísimo menos).

De hecho, te propongo que le dediques todo el tiempo que puedas a escuchar otros tipos de conversaciones en inglés, ya sean series, podcasts, monólogos… me da exactamente igual, pero lo que sí quiero que hagas es acostumbrar a tu oído a escuchar a personas con diferentes acentos, a distintas velocidades, sobre temáticas más rebuscadas… y no solo para decidir si la opción correcta de tu ejercicio es la a o la b.

Dicho esto, dedícale un rato a escuchar algo que te llame la atención o que simplemente te distraiga, verás cómo es mucho más útil que comerte listenings y listenings de tu libro de ejercicios.

sila inglés YOUTUBE

  1. Haber tenido más curiosidad

El aprendizaje autodidacta es sin duda una de las bazas más poderosas para desenvolvernos mejor en diferentes topics y sacarle todo el jugo a nuestro tiempo de estudio.

En la actualidad, hay montones de opciones para mejorar nuestro nivel de inglés y sin tener que gastarte un duro, como por ejemplo en blogs, cursos online, listas en Youtube…el abanico de opciones que tenemos a nuestra disposición es brutal.

Es más, investigar por nuestra cuenta nos permite seleccionar los temas que nos llamen más la atención, y de los cuales sacaremos más provecho, y descartar aquellos otros que por el contrario, no nos gustan o nos aburren.

Puede que te parezca un poco coñazo ponerte a investigar por ti mismo (y de hecho lo es) pero a la larga es muchísimo más útil leer sobre algo que nos pique la curiosidad que de un tema que no nos interesa lo más mínimo.

Además, quiero que te pares a pensar en todos los ejercicios de reading que has hecho o haces habitualmente en tu academia de inglés y pienses si realmente te han sido útiles para mejorar o no.

Seguramente de cada 10 temas que hayas trabajado, te hayan podido interesar 1 o 2 (o ninguno, que a saber que habrás tenido que leer).

Pues imagínate ahora leer sobre temas que te apasionen: novelas, curiosidades del cine, recetas fitness…

Tienes todo un mundo de temáticas a tu alcance y repleto de expresiones, verbos, vocabulario y slang que difícilmente aprenderías si te conformases con unos cuantos ejercicios de tu libro 😉

  1. Haber escrito más

Seguramente esta ya te la esperabas.

Después de haber querido hablar más, escuchar más y leer más, evidentemente tocaba escribir más 😉

¡Pero es que es una realidad como un templo!

Aprender a escribir en inglés es una forma excelente de “plasmar” todo lo que hemos aprendido en un papel (a ver, es obvio, ¿o dónde lo ibas a escribir sino?)

Piénsalo de esta forma: te has animado a hablar más con la gente, has leído sobre una gran variedad de temas y te has comido todas las temporadas de tu serie favorita… ¿no crees que sería interesante “ponerte a prueba”?

Al escribir en inglés, nuestra mente clasifica automáticamente toda la información en dos categorías: aquello que es útil para no sin irnos por las ramas y lo que no pega ni con cola.

Y si te paras a pensarlo, es justo lo que necesitamos para mejorar en el idioma ya que de esa forma, estamos trabajando nuestra habilidad para discernir las estructuras del español con las del inglés.

Además, no solo nos sirve para entrenar la mente y afianzar lo que hemos aprendido, sino también para darle vueltas y vueltas a nuevas formas de expresar ideas.

Seguramente te sepas una expresión que encajaría de puta madre en la siguiente línea pero en ese momento no te acuerdas (o que no sepas como seguir), pues prueba a redirigir el texto para decirlo de otra forma que sí conozcas.

Verás como poco a poco se te van ocurriendo (y aprendiendo) nuevas soluciones con las que salir del paso 😉

PODCAST de Sila

  1. Haberme equivocado más

Cometer errores es una mierda, no te voy a decir que no, pero si pudiera, preferiría haberme equivocado como unas mil y pico veces más.

Es imposible aprender un nuevo idioma sin cagarla antes o después, ya sea hablando, escribiendo o lo que sea.

El problema es toda la presión que nos echamos (o nos echan) encima al hacerlo, ¡como si no tuviésemos derecho a meter la pata!

De hecho, es al equivocarnos cuando nos damos cuenta del error  y si es más o menos grave. Por su parte, podemos ignorarlo (y hacernos los locos) o intentar ponerle remedio (la segunda opción es de ser más inteligentes). Errar es aprender, no te pierdas este post sobre el «interlenguaje«.

Te voy a poner un ejemplo con el que seguro que me das la razón:

Ponte en que llevas años escribiendo mal una palabra, la que más coraje te dé, y nunca jamás te has dado cuenta de si estaba mal escrita ni nada.

Y hoy justo lees una noticia (por pura curiosidad) donde descubres que llevabas todo este tiempo sin saber cómo se escribía… Es un fastidio,no te lo voy a negar, pero peor hubiese sido si hhubieras seguido cometiendo ese fallo durante más tiempo y no hubieses tenido la curiosidad o interés por haber solucionado el problema.

Dicho esto, te propongo que te equivoques hasta hartarte, todo lo que necesites, pero sobre todo, que te dediques tu tiempo para entenderlo y que no te vuelva a ocurrir 😉

  1. No dejarlo y continuar algún tiempo después

Es tan frecuente dejar de practicar el inglés y retomarlo un par de semanas (o incluso meses) después que dudo mucho que no te haya ocurrido en alguna que otra ocasión.

Ya puede ser por falta de motivación, por pereza o por otras cosas más importantes (que puede pasar) que un día dejamos de practicar el idioma y cuando nos damos cuenta, ha pasado por lo menos una semana desde que leímos o escuchamos algo en inglés.

Y no quiero desilusionarte pero dejar de practicar el inglés es casi como por tirar por la borda todo el trabajo de los últimos meses

Es casi lo mismo que cuando dejas de practicar un deporte.

Puedes estar entrenando meses sin parar y de un día para otro paras en seco durante un par de meses… estoy segura de que si eres deportista, sabrás lo que cuesta volver a ponerse a tono.

Aquí no te voy a echar la bronca de que practiques 24/7 porque sería absurdo, pero si alcanzas un buen nivel (por ejemplo un b2) y te desentiendes, casi que tendrías que empezar desde un b1 en muy poco tiempo, en vez de pasar al nivel C1.

Así que tenlo presente cuando quieras pasar de escuchar ese podcast que te habías propuesto 😉

Y si has llegado hasta aquí leyendo es que seguro que no te habías parado a pensar si seguías el método más adecuado o no (y ya has visto que no).

Pon en práctica lo aprendido y nos vemos en breve.

Cheers! 🥰👍

error

¡SÍGUEME EN MIS RRSS! ;)

error: Contenido protegido !!
Ir arriba